Enfermedades cardiacas afectaron a más de un millón de salvadoreños durante el 2015