La insuficiencia cardiaca es una de las causas más comunes de hospitalización en personas mayores de 65 años