La falla cardiaca es una pandemia global que afecta a más de 26 millones de personas1